F1 2011: Te guste o no… Ni contigo ni sin ti

Hemos caído de lleno en la Temporada Rumore-Rumore o la Silly Season, y no nos queda otra que repasar la temporada pasada y aprender de ella, o ponernos a especular con los próximos movimientos en las escuderías. El juego de las sillas está llegando a su fin, y son muchos los que seguramente se queden 2012 sin jugar. En fin… creo que es pronto para hablar, porque la incertidumbre pre-temporada puede durar casi casi hasta bien entrados en febrero.

Fernando Alonso, piloto de Ferrari

Así que prefiero mirar atrás. La temporada 2011 se perfilaba para muchos, y sobre todo después de cómo se resumían los primeros test del año, como el año en el que Alonso haría resucitar a Ferrari. Pero no ha podido ser, y ha acabado convirtiéndose en el año de las esperanzas rotas, y eso, a pesar de que el propio Fernado ya ha afirmado que “esta es la mejor temporada de mi carrera hasta ahora”. Lo tiene claro, las últimas dos temporadas han sido las mejores para el asturiano, y aunque los resultados no han acompañado hay que tener presente que el piloto insignia de Ferrari tiene razón:Es difícil de repetir, terminar la mayoría de las carreras, marcando buenos tiempos, nuestras salidas fueron buenas… Por supuesto, todos luchamos por el título, pero si no es posible, tienes que aceptar que los demás son mejores.”

Incluso es algo que corroboran muchos periodistas que viven de paddock en paddock, y no, no me refiero a la comandita de medios españoles… porque, hay vida fuera de las páginas de los medios de nuestro país, y por supuesto, fuera de los pilotos españoles (estoy hablando en plural???). Pues eso, algunos periodistas, me comentaban en Brasil que lo mejor de este año cuando han hablado con Alonso, ha sido descubrir que él realmente lo está disfrutando. Que este 2011, sí que está siendo su mejor año, nos guste o no.

Red Bull Racing se apunta una victoria 1-2 para el final de una temporada brillante

Pero del mismo modo… nos guste o no… Red Bull Racing ha demostrado su supremacía. Ha cerrado muchas bocas y ha dejado bien claro que ahora en la Fórmula 1 el dominio es suyo. Por supuesto que la máquina – RB7 – es impresionante. Pero también lo es el equipo que está detrás de ella, y como el propio Vettel ha reconocido en más de una ocasión, él sólo es una pieza más dentro del gran puzzle que es el equipo. Y no es falsa modestia. A pesar de no llegar al cuarto de siglo, aquí el chaval tiene la cabeza muy bien amueblada…serán los resquicios alemanes que le quedan a este gran piloto.

Y la temporada, nos guste o no, estaba decidida casi desde las primeras carreras. No obstante muchos no perdían la esperanza, incluso en Silverstone, en el ecuador de la competición, todavía algunos medios seguían vendiéndonos la moto de que algún equipo podría cortarle las alas a los toros austríacos, nada más lejos de la realidad.

McLaren se lo ha currado mucho, sí, lo han intentado y han estado cerca, segundos en el mundial de constructores, y Button subcampeón entre los pilotos. Pero si McLaren ha estado en boca de todos, ha sido principalmente por Hamilton. Que si no está bien, que si el segundo de abordo se lo come a la chita callando… que si ha roto con la novia y está muy triste… no era su año, pero hemos hablado más de él que si lo hubiera sido.

  • El culebrón del campeonato de F1 2011….

La historia que ha mantenido a todos en vilo ha sido la relación entre Hamilton y Massa, nuestro propio culebrón, nuestro Chocar en Tiempos Revueltos. Comenzó en Mónaco, en la sexta carrera del año, primer toque y el brasileño asegura que el piloto de McLaren le ha arruinado la carrera.

Aunque si todos recordamos ese momento es por aquella maravillosa frase de Lewis: “Igual es porque soy negro”.

Luego fueron Silverstone, Singapur y Suzuka… y especialmente Singapur porque fue doble. En clasificación y en carrera… y aquí Felipe ya no pudo más. Y nos regaló el momentazo corrillo de periodistas: “Buen trabajo, colega, buen trabajo”… mientras Lewis parece no darle más importancia que a la pajita de la que bebe.

Y por fin el esperado GP de India… esperado, porque a esas alturas de campeonato ya sólo se pensaba en dónde desembocaría la lucha Hamilton vs Massa

Y cuando los vimos acercarse, parecía inevitable… se iban a tocar y se tocarón, bien. Hasta Rowan Atkinson (Mr. Bean) nos deleitó con uno de sus caretos al verlo.

Nueva pareja cómica en el paddock

Pero lo mejor es que este último toque dio pie a numerosas declaraciones sobre el tema. El propio Flavio Briatore dijo que le hacían mucha gracia, que eran como Laurel y Hardy.

Y es cierto que sus idas y venidas nos han hecho reír…a unos más que a otros, claro, pero han dado una emoción extra al campeonato. Finalmente, y como buenos niños en el colegio. Hamilton fue a ver a Massa… y como se escucha en las radio fórmulas con la voz de Katy Perry “We fight, we break up / We kiss, we make up”.

Así, con un “respeto a Massa y estoy deseando volver a competir contra él el año que viene” por parte de Lewis… y un -no falto de rencor- “me alegra que Lewis haya venido a verme, es un gran gesto de su parte” por parte de Felipe, tras su encuentro al final de la temporada en Brasil, se acabó todo. Son como hermanos… siempre peleando…. por no decir aquello de que “los que se pelean se desean”. Quizás por eso la PussyCat Doll se fue…???? 😉

Ni contigo ni sin ti

Anuncios
Deja un comentario

1 comentario

  1. Que gran entrada y qué gran temporada hemos vivido. Yo, haciendo ayer un análisis del gp mónaco titulé la lucha HAM MAS como ‘El primer asalto de un gran combate’ Vaya culebrón! Un abrazo!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: