Don’t let the truth ruin a good story

Con esta frase como lema, algunos se sientan frente a sus ordenadores escribiendo lo primero que se les ocurre y que, por lo general, ante el ojo inexperto aparece como la razón más plausible.  Lejos quedan ya las fuentes fidedignas y esa mala costumbre de contrastar las noticias, lo único que parece importar son las visitas en la web o la venta de papel.

Los rumores se convierten en noticias, los condicionales dan paso a las formas en presente, y sin consecuencia alguna (al menos aparentemente) convertimos la opinión o las impresiones personales, en información. De esta forma, y apoyándose en la causalidad de acciones sin relación alguna, se sostienen argumentos que no tienen ningún fundamento.

Ante esta decadencia y prostitución de una profesión con vocación social y de denuncia, uno esperaría una reacción firme de los redactores jefes o incluso de los directores de los medios. Sin embargo, éstos están aún menos preocupados por la profesionalidad de sus trabajadores y parecen buscar solo el rendimiento económico, y sin pensárselo dos veces dan por buena información que no es tal.

Mientras estas prácticas siguen adelante con total impunidad, el periodismo al servicio de la sociedad, la principal razón de ser de esta profesión, muere poco a poco. Por lo que no es de extrañar que gran parte de ese público rechace y menosprecie al periodista, metiendo a todos los que llevan ese título en el mismo saco. Como reza el dicho: unos crían la fama y otros cardan la lana.

En este sentido, y sabiendo que no habrá consecuencias, algunos a los que erróneamente se les llama profesionales de la información, moldean la realidad a su antojo con un único objetivo, que por supuesto, no es informar. Caminando indiscutiblemente hacia la crónica rosa y las habladurías, más propias de porteras que de medios (supuestamente) serios.

Ya esta bien de que la falta de seriedad y profesionalidad de algunos nos arrastre a todos. Donde ha quedado la ética periodística? Por que esperar a que el tiempo ponga a cada uno en su lugar, dando la posibilidad a otros a irse de rositas, cuando estamos hablando de algo muy serio?

Anuncios
Entrada siguiente
Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: