Almost 100 reasons….__ #46 Jules Bianchi, The F1 Duel

Llega de las GP2 Series para incorporarse como piloto reserva de Force India. Pero eso no impedirá que le haga kilómetros al monoplaza de Force India. Jules Bianchi no es la primera vez que conduce un Fómula 1.

Jules Bianchi, The F1 Duel

Durante los entrenamientos de jóvenes pilotos en Abu Dhabi 2010, ya hizo toma de contacto de la mano de Ferrari, gracias a la Ferrari Driver Academy. Tercer piloto, y tercero quedó el año pasado en el campeonato de GP2. Y el mismo resultado obtuvo el año previo. Pero que sus terceros puestos no os engañen.

Este joven francés tiene potencial, es de esos pilotos que no te gustaría ver en tu retrovisor. Lucha por la posición con una determinación sorprendente, un empuje y una constancia que pondrían nervioso a más de uno.

Así comenzaba la temporada pasada. Christian Vietoris sudó la gota gorda con el incansable Bianchi.

Es capaz de mantenerse firme en los momentos más difíciles, mete el morro y apura al máximo. Y esa, precisamente, es su especialidad. Pero todavía no ha llegado su hora.

Sin embargo, tiene todo un año por delante para aprender tanto como le sea posible. Para desarrollar sus capacidades en las escasas pero fundamentales sesiones de entrenamiento, como en lo que al funcionamiento del deporte se refiere. A perfilarse como uno de los oficiales para 2013.

Cierto que su comienzo, en los pasados entrenamientos de Jerez, no han sido de lo más afortunados. Sí, estrelló el coche, nada grave pero por falta de piezas el equipo no pudo volver a la pista. A pesar del tropiezo, su debut no fue nada malo. Esperemos que consiga sacar partido a esta oportunidad como piloto reserva, para que en un futuro pueda sacar su potencial en la parrilla junto a los titulares.


Anuncios

Almost 100 reasons…__#59 KERS or not KERS! That is the question (I)

KERS o no KERS, esa es la cuestión

KERS o no KERS, esa es la cuestión. ¿Qué es más noble para un equipo de Fórmula 1, sufrir los golpes y las flechas de la injusta fortuna o tomar las armas contra un mar de adversidades y oponiéndose a ella, encontrar el fin? Correr, puntuar…nada más; y con una victoria decir que acabamos con el sufrimimento del corazón y los mil choques que por naturaleza son herencia del deporte…. Es un final más que deseable. Correr, puntuar, puntuar… y quizás rozar el podio. Ahí está la dificultad. Ya que en esa victoria de orgullo, los puntos pueden venir cuando nos hayamos despojado de la confusión técnica de esta disciplina, y consigamos aprovechar el impulso. Ahí está la clave del sistema cinético, KERS.

Pues quien soportaría los comentarios y los desdenes de los rivales en el paddock, la injusticia de los recursos, el desprecio de los seguidores y el ánimo de los patrocinadores cuando los resultados no son los adecuados. Como Hamlet en su reino de dudas en Dinamarca, los equipos de la parrilla deciden entre montar o no montar el KERS.

Un sistema que, a grandes rasgos, aprovecha la energía cinética que se genera cuando el monoplaza está en movimiento para darle un extra de potencia. Un empujoncito extra que sólo dura seis segundos, así que mejor que los aproveches bien, porque un alerón trasero abierto en mitad de recta puede ser muy peligroso. Vamos, un AS en la manga cuando nos atacan en la pista.

Pero también nos va a ayudar mucho en las salidas y durante la calificación. Recortando unas décimas muy valiosas en la Fórmula 1. En este sentido, el piloto de Caterham ha expresado lo siguiente: 

Heikki Kovalainen: “Es un avance que realmente nos permite enfrentarnos a nuestros rivales, especialmente en las salidas.” “En tiempos por vuelta, sería una mejora de unas cuatro décimas”

 

(continuará…)