Almost 100 reasons…. __ #9 Because they want us to (V) — Gianfranco Fantuzzi (Toro Rosso)

Era mecánico de Ferrari con tan sólo 16 años y estuvo con la escudería de Maranello durante 22 años, que se dice pronto. Ha pasado por Minardi, por Toyota y desde 2006 vuelve a un equipo italiano, pero que a pesar de llevar el ‘rojo’ en el nombre, nada tiene que ver con la escudería en la que empezó. 

Gianfranco Fantuzzi es el Team Manager de Scuderia Toro Rosso. Su amplia experiencia en la Fórmula 1 nos aporta una visión un poco más compleja del deporte, una razón más para no perdernos ni una carrera de la temporada, ligada a la búsqueda del límite.

“La Fórmula 1 es la cumbre del automovilismo donde los últimos avances etnológicos y la estrategia son llevados al límite y los aficionados pueden seguir a los 24 mejores y más rápidos pilotos compitiendo unos contra otros. ¡Ya más no se puede mejorar!”   “Formula 1 is simply the pinnacle of motorsport racing where the latest technology and strategy are pushed to the limits and fans can follow the best and fastest 24 drivers race against each other. It doesn’t get any better than this!”

Anuncios

Almost 100 reasons…__#23 Memories of a Time to Come

Si miramos atrás y hacemos un poco de hemeroteca, los cambios son tales que nos hacen ser conscientes de la velocidad de la Fórmula 1, en todos sus aspectos. La velocidad con la que han evolucionado y revolucionado el mundo del motor, es uno de los que hacen que este deporte sea mucho más que eso. El esfuerzo humano que hay en estas máquinas de competición es impresionante y lo embellece.

Pero sobre todo, la velocidad que nos han hecho sentir en la distancia. La adrenalina, la incertidumbre, los momentos de frustración y los de alegría máxima… todos gracias a la Fórmula 1, y a cada una de las personas que la hacen posible desde hace tanto tiempo. Una tradición, cuya semilla está a principios del siglo XX y que celebró su primer Campeonato Mundial en 1947, que no sólo perdura en el tiempo sino que cada año gana en seguidores, algo tiene que tener.

Una afición que conserva grandes momentos en su memoria, fragmentos de su vida ligados a emociones vividas ante la pantalla o incluso en los circuitos. Que recuerda cada instante como si no hubiese pasado el tiempo y que, aunque no siempre crea que cualquier tiempo pasado fuese mejor, sabe que el presente también ofrece la posibilidad de alcanzar de nuevo una emoción en cada carrera y puede que incluso, una recompensa muy gratificante al final del campeonato.

Seguir escribiendo nuevas páginas y episodios de este libro personal que puede llegar a ser la Fórmula 1, es una razón de peso suficiente para seguir los pasos del Gran Circo. Nunca es tarde para empezar a leer un buen libro.