RUSH: Emoción, pasión y trabajo a partes iguales

El ruido de motores se impone ensordeciendo el resto, el casco puesto y las manos en el volante, esperando a que las luces se apaguen y de comienzo el Gran Premio. Nosotros a escasos metros observando, sin ser vistos, la recreación de una historia que sigue poniendo los pelos de punta. Una ventana al pasado elaborada con tal cuidado que incluso parece que nos llegan las fragancias más habituales del paddock: gasolina y rueda quemada.

rush-poster-chris-hemsworth

Ron Howard ha conseguido crear en Rush una película que gusta tanto a los aficionados de la Fórmula Uno y del motor en general, como a aquellos que disfrutan del buen cine. Una dirección excelente donde se ha cuidado hasta el último detalle, de forma que cuando vemos el Ferrari, lo que oímos es un Ferrari. Howard se aseguró de aprovechar al máximo los monoplazas que les prestaron de aquella época y se encargó de que los sonidistas no sólo grabaran, sino de que fueran capaces de reconocer cada motor para el futuro montaje. Un ejemplo más de la meticulosidad con la que el director estadounidense ha tratado esta historia.

Si bien, es cierto que en algunos detalles históricos no han sido del todo fieles a la realidad, modificaciones que se hacen por el bien de los personajes y del dinamismo de la historia; en ningún caso desmerecen el excelente trabajo que se ha hecho con esta película.

La fotografía es espectacular y está cuidada al milímetro. Anthony Dod Mantle nos transporta directamente a los 70 y casi nos deja con el regusto sepia de entonces sin por ello cargar de filtros la imagen. El extraordinario trabajo de este cineasta británico, que ya pudimos ver en 127 Horas, 28 Días Después o en la que le hizo levantar la estatuilla más conocida del cine por su trabajo, Slumdog Millionaire; llega, en mi opinión, a su climax con Rush.

article-0-192CE93A000005DC-98_634x286

La combinación de planos generales con los tremendísimos planos detalles o primerísimos primeros planos dentro del casco del piloto, del motor o incluso del eje durante el cambio de neumáticos en pits, ayudan enormemente a meternos en la historia a ponernos en la piel de aquel que se juega la vida en la pista. Pero también, la edición y elección de planos, tienen un aspecto rítmico que nos empujan a sentir ese ‘rush’, esa celeridad y furor antes, durante y tras la carrera. La actividad frenética de los garajes y la intensidad de las emociones de los protagonistas, traspasan la pantalla y se traducen en espectadores, tranquilamente sentados en sus butacas, con el corazón acelerado.

Rush-movie-preview-April2013-02

Junto con la edición, no podemos olvidar la importancia de la banda sonora original para conseguir este efecto. Hans Zimmer vuelve a regalarnos los oídos con otra obra maestra que nada tiene que envidiar a las composiciones para El Caballero Oscuro o Piratas del Caribe. Zimmer, que ya trabajó anteriormente con Howard en El Código Da Vinci y en Llamaradas, consigue potenciar la fotografía y la historia, con el dramatismo y ese punto de heroicidad que consiguió en Gladiator, y la traduce a dos personajes, que distan mucho de la típica historia americana del bueno y el malo, en un alarde de genialidad.

Unos personajes muy equilibrados, que Peter Morgan construye con retazos de la vida de estos pilotos a mediados de los 70 y su pasión por este deporte. En este sentido hay que destacar el gran trabajo de interpretación de Daniel Brühl, y no sólo por el acento austriaco. Por momentos, uno realmente cree estar frente al joven Niki Lauda, por eso no es de extrañar que éste le felicitara por el resultado. Se mimetiza con el piloto austriaco y sus motivaciones y demonios.

Daniel-Bruhl-in-the-still-from-Hollywood-movie-Rush-

No así, Chris Hemsworth, que si bien no lo tenía fácil interpretando al carismático James Hunt, tampoco consigue transmitirnos la motivación de su personaje, y no es sino en planos compartidos con Brühl donde destaca algo más – posiblemente porque la interpretación de éste llena el plano tantísimo que eleva el trabajo de Hemsworth.

En definitiva, creo que esta película tiene todos los elementos para hacer historia y convertirse en una cinta de culto y no entrar en el mismo saco que aquellas películas que mostraban competiciones de motor sin mucho éxito. Rush atrapa y engancha a partes iguales, con suficientes dosis de drama y acción para mantener la atención del espectador. Frenética y emocionante, esta historia de héroes sobre ruedas muy probablemente gustará a un público sin afición por las carreras. Aunque para el aficionado de motor seguro que nunca hay suficiente metraje de competición automovilísticaRush es, sin duda, la mejor película de motorsport hasta el momento.

Almost 100 reasons…__#22 Memories of a Time to Come (II) – Derek Warwick: “Last year showed to us all what a supreme talent Sebastian is”

Un deporte de tanta tradición ha ido dejando en sus páginas a muchos pilotos…que también nos dan sus razones para seguir de cerca esta temporada. El primero es Darek Warwick, piloto inglés de los años 80 que sin llegar a ganar ninguna carrera sigue encontrándose entre los grandes de este deporte.

Derek Warwick, former Grand Prix driver (from England and current BRDC President)

“I am still a massive anorak when it comes to Formula 1. I am riveted to every race and now do two or three races a year as FIA driver steward, so I’ve got closer to the action than I have been for quite a while because when you fall out as a driver you feel quite distant. I have to say, I thought last year was fantastic; I thought DRS worked really well and I am really anti-KERS but I think that also worked well.

The racing was close. Even though we have a runaway winner, it wasn’t actually like that. On paper, when you look back in history it will just show 2011 as a runaway winner with Sebastian Vettel, but he had to work for it and was magnificent all year. We had great racing, Jenson (Button) had a great year, there was the controversy with Massa and Lewis (Hamilton) which made front page and back page…so it was great for Formula 1 and great for supporters. Mark (Webber) didn’t have the best year of his career but I’m sure he will put that behind him. It showed to us all what a supreme talent Sebastian is and, along with that, a great and normal guy who is still having fun.

As far as this year is concerned, I agree with you – I think this year we are more excited about the prospects that we have been for a long time.”

Derek Warwick, ex piloto de Fórmula 1 (Inglaterra – actualmente es el Presidente de BRDC)

“Todavía estoy enganchado hasta la médula cuando se trata de Fórmula 1.  Sigo atado a cada carrera y voy a dos o tres carreras al año como comisario piloto de la FIA, así que he llegado a estar más cerca de la acción de lo que he estado en bastante tiempo porque, cuando te quedas fuera como piloto lo sientes muy distante. Debo decir que pienso que el año pasado fue fantástico, que el DRS funcionó bastante ven y que aunque soy bastante anti-KERS creo que eso, también funcionó bien.

Corrieron muy cerca. Incluso a pesar de que hubo un ganador indiscutible, no era del todo así. Sobre el papel, cuando se mire hacia atrás en la historia, sólo se verá 2011 como el año del apabullante ganador, Sebastian Vettel, pero fue el resultado de un año maravilloso. Tuvimos grandes carreras, Jenson (Button) tuvo un gran año, hubo cierta polémica entre Massa y Lewis (Hamilton) que fue portada y contrapartida… así que fue genial para la Fórmula 1 y para los seguidores. Mark (Webber) no tuvo el mejor año de su carrera pero estoy seguro de que conseguirá dejarlo atrás. Además, vimos el talento supremo que tiene Sebastian, a la vez que es un gran tío, un tipo normal que todavía se está divirtiendo.

En lo que a este año se refiere, estoy contigo – creo que este año estamos más nerviosos con las posibilidades, de lo que lo hemos estado en mucho tiempo.”