Almost 100 reasons…__#48 Adrian Newey, A Beautiful Mind

Los escapes sopladores, la flexibilidad de los alerones delanteros… son algunas de las ventajas con las que contaba Red Bull el año pasado y que con las nuevas normas que aplicará la FIA esta temporada, ya no veremos en 2012. Dos de las soluciones que mayor beneficio aerodinámico otorgaban al RB7 estarán especialmente controladas. De esta forma, se quiere poner fin al aplastante dominio que demostró tener la escudería de Milton Keynes y que la lucha por el campeonato se dispute con mayor igualdad. 

Y de hecho, desde el comienzo de la pretemporada de lo que más se ha hablado ha sido de esto precisamente. Por un lado aquellos que veían como gracias a la nueva normativa podría acortar distancia respecto a Red Bull, y por otro, todos aquellos que esperan que esto se produzca; ya sea por el bien del deporte, por aquello de mantener la expectación y la emoción de ver quién se lleva el título (si esto ocurre en la última carrera, como en 2010, pues mejor que mejor) o por el bien de la escudería a la que apoyas y que hace tiempo que no gana.

Evidentemente, esto es desde el punto de vista del aficionado, de los medios, patrocinadores y demás. Porque a los equipos lo que les interesa es asegurarse el título lo antes posible. Tener la tranquilidad de ver, a falta de tres o cuatro carreras, que todo el esfuerzo que han hecho a lo largo del año, por fin da sus frutos. Es una gran recompensa. Sí, y la paga extra que reciben todos los miembros del equipo – en el caso de Red Bull, incluso el personal de mantenimiento y limpieza de las oficinas en Reino Unido – también es un buen incentivo.

Que no se nos olvide que cada posición dentro de la clasificación final en el Mundial de Constructores, se lleva un pellizco interesante. Y cuantos más recursos haya para el año siguiente mayor puede ser la inversión tecnológica y de diseñodel siguiente monoplaza. Por eso, no es de extrañar que todos quieran una lucha más equiparada.

Adrian Newey, A Beautiful Mind

Incluso el propio Adrian Newey, el diseñador de Red Bull, ha asegurado que esta temporada será más difícil encontrarle huecos al reglamento como pasó en ocasiones anteriores con el doble difusor o, más recientemente, con los escapes soplados. Así que en este sentido, todos los equipos están de acuerdo, las normas son muy específicas y por una vez, parece que la FIA ha sabido actualizar el reglamento con claridad. Cosa rara.  Sin embargo, y a pesar de que el brillante Newey dice:

“No hemos encontrado grandes diferencias entre las posibles soluciones”

– cuando se le pregunta por las posibles opciones que le quedan al diseño para suplir la pérdida aerodinámica de estos elementos suprimidos por el reglamento – no debemos confiarnos. Ya dijo en su momento:

“Siempre está la posibilidad de que a alguien se le ocurra algo que esté justo en el límite (de lo legal)”

Y si a alguien se le tiene que ocurrir una genialidad… ese es Adrian Newey. Y eso que ahora encima tiene que cargar con mayor peso en el alerón delantero – la segunda prohibición de este año. Lo que en sus propias palabras va a

“hacer más difícil conseguir una distribución óptima del peso”

¿Conseguirá la FIA con su normativa que haya menos diferencias entre los equipos? ¿Será posible que a pesar de todo resulte que Adrian Newey haya conseguido encontrar secretos de esos que hacen tu coche ganador y que sólo él puede llegar a imaginar? Toda una temporada por delante para descubrir si se iguala la lucha o si Red Bull se vuelve a demostrar su poderío. 

Anuncios

Almost 100 reasons…__#66 Abracadabra: Blown Exhaust (III)

Pero si su uso dio mucho que hablar a lo largo de 2011, esta temporada que comienza su prohibición también dejará grandes debates. Lo que más preocupa en estos momentos es saber qué ingeniarán los equipos para recuperar lo que pierden por la nueva regulación de la FIA.

Si los escapes soplados fueron consecuencia de eliminar el doble difusor, ahora tendremos que esperar a ver las qué nos traerá la limitación de estos escapes. Poco o nada podemos adelantar, más bien podemos darnos a la imaginación y apoyarnos en las revisiones técnicas de ciertos bloggers expertos en la materia. Pero hasta que no se presenten los coches, o mejor dicho, hasta que no lleguen las primeras carreras del mundial no vamos a observar realmente estos cambios.

La diferencia más importante va a radicar en que los escapes ya no pueden apuntar al difusor, así que se perderá gran parte de la carga aerodinámica. ¿Cómo la suplirán? Pues se trabajará en el alerón delantero, por supuesto, pero será importante descubrir cuál de las diferentes soluciones al trasero serán las más efectivas.

Algunos apuntan a la posibilidad de que se coloque el escape más alto, de tal manera que podamos generar una corriente bajo el alerón trasero. Otros creen que es más probable que se tienda al uso de los escapes en los laterales, apuntando directamente a los conductos de frenos. Ambos casos tienen sus riesgos, pero bien gestionados cualquiera de los dos podría suponer la diferencia.

Si bien es posible que esa sea la tendencia, dado que no sabemos en qué están trabajando realmente los equipos en este sentido, puede que le hayan dado una doble vuelta de tuerca y encontremos algo aún más revolucionario. Que no se nos olvide que este año íbamos a contar también con sistema de control de altura (#70)- un factor muy importante a tener en cuenta – aunque justo esta noche la FIA parece haberlo declarado ilegal. Más razones aún para buscar una solución diferente a lo hecho anteriormente.