Almost 100 reasons…__#58 KERS or not KERS! That is the question (II)

(continuación…)

Décimas y no segundos, ese es el problema que encuentran en Marussia. Por eso el equipo, con los peores resultados de 2011, ha decidido centrar sus esfuerzos en los aspectos más aerodinámicos y no tanto en el KERS.

John Booth: “Con los avances que pretendemos realizar este año, debemos estar centrados principalmente en la aerodinámica, ya que será ahí donde se producirán las mayores ganancias”.”Buscamos mejorar varios segundos, no solo unas décimas.”

Hay que entender que, si bien la decisión es respetable, Team Lotus sin KERS consiguió afianzar una décima posición en el campeonato del año pasado, ser el único equipo sobre la parrilla que no usa el sistema de recuperación de energía, puede ser una lacra. Y más cuando ya partes desde la última posción.

No obstante, aunque el KERS parece el apoyo ideal, hay que tenerlo muy bien desarrollado para que funcione como debe. Durante 2011 ya vimos que hay momentos en los que un sistema bien implementado consigue la diferencia y al revés. Seguramente antes de cada salida el australiano Mark Webber se hacía la misma pregunta… “¿Correré con o sin KERS?”, y la mitad del tiempo se ponía en marcha bajo el semáforo sin las alas extras que este sistema aporta.

Pero que nadie piense, que esto no es milagroso ni se puede aumentar la potencia al antojo del equipo, hay ciertas limitaciones. Y lo más importante es conseguir que el KERS no nos dé dolores de cabeza, que no nos haga entrar en la eterna duda de si fallará o no, de si rendirá como debe o tendremos problemas… Una buena gestión en este sentido no sólo será fundamental para esta temporada 2012 sino para la de dentro de dos años cuando la electricidad ganará peso dentro de la Fórmula 1.

Anuncios

Almost 100 reasons…__#59 KERS or not KERS! That is the question (I)

KERS o no KERS, esa es la cuestión

KERS o no KERS, esa es la cuestión. ¿Qué es más noble para un equipo de Fórmula 1, sufrir los golpes y las flechas de la injusta fortuna o tomar las armas contra un mar de adversidades y oponiéndose a ella, encontrar el fin? Correr, puntuar…nada más; y con una victoria decir que acabamos con el sufrimimento del corazón y los mil choques que por naturaleza son herencia del deporte…. Es un final más que deseable. Correr, puntuar, puntuar… y quizás rozar el podio. Ahí está la dificultad. Ya que en esa victoria de orgullo, los puntos pueden venir cuando nos hayamos despojado de la confusión técnica de esta disciplina, y consigamos aprovechar el impulso. Ahí está la clave del sistema cinético, KERS.

Pues quien soportaría los comentarios y los desdenes de los rivales en el paddock, la injusticia de los recursos, el desprecio de los seguidores y el ánimo de los patrocinadores cuando los resultados no son los adecuados. Como Hamlet en su reino de dudas en Dinamarca, los equipos de la parrilla deciden entre montar o no montar el KERS.

Un sistema que, a grandes rasgos, aprovecha la energía cinética que se genera cuando el monoplaza está en movimiento para darle un extra de potencia. Un empujoncito extra que sólo dura seis segundos, así que mejor que los aproveches bien, porque un alerón trasero abierto en mitad de recta puede ser muy peligroso. Vamos, un AS en la manga cuando nos atacan en la pista.

Pero también nos va a ayudar mucho en las salidas y durante la calificación. Recortando unas décimas muy valiosas en la Fórmula 1. En este sentido, el piloto de Caterham ha expresado lo siguiente: 

Heikki Kovalainen: “Es un avance que realmente nos permite enfrentarnos a nuestros rivales, especialmente en las salidas.” “En tiempos por vuelta, sería una mejora de unas cuatro décimas”

 

(continuará…)