Almost 100 reasons…. __ #8 Because they want us to (VI) — Kamui Kobayashi (Sauber)

Kamui Kobayashi, japonés de 25 años (hasta septiembre) que suele encontrarse en la zona media de la tabla de resultados de la Fórmula 1. Compite con Sauber y después de verles en los tests de Barcelona, tanto él como el equipo parecen estar en muy buena forma. Su objetivo, como no puede ser otro, es ser “más consistentes”.

Kamui mira a Australia con esperanza y pensando en un circuito que si bien tiene un diseño propicio, la adherencia puede llegar a ser un problema, sobre todo al principio del fin de semana. Cuando le preguntas a Kamui qué razón daría él para que los aficionados siguieran todas y cada una de las carreras, su respuesta es tajante.

“¡…porque nunca puedes decir con antelación qué carrera (Gran Premio) va a ser la más excitante y con más adelantamientos de la temporada!”

“…because you never can tell in advance which race will become the most exciting Grand Prix of the season with the most overtakings!”

Almost 100 reasons….__ #35 Heikki Kovalainen and the Russian Salad

Llegó a Caterham en 2010 y a día de hoy dice que espera seguir en el equipo una buena temporada. Heikki Kovalainen, que ya pasó por las filas de McLaren parece estar de lo más cómodo con el equipo de Tony Fernandes, posiblemente porque ha estado con ellos desde el principio.

Vitaly watching Heikki's first run in Barcelona tests (Feb)

Además, hay que reconocer que el rendimiento  de Caterham (antiguo Lotus Racing) ha sido de los mejores entre los nuevos equipos y también el que más proyección parece tener.  Junto con esto, el mismo Heikki cree que éstos han sido los mejores años de su carrera.

“En total, estos dos años, y esperemos que éste también, han sido un gran momento en mi carrera, rehaciéndome como piloto y encontrándome en forma. Y se lo tengo que agradecer a Caterham y a todos en el equipo.”

Un gran momento que no quiere perder ni mucho menos dejar que nadie se lo quite, por eso se muestra bastante tranquilo respecto a la llegada de Petrov (que se une al equipo en el puesto de Jarno Trulli).

Es cierto que muchos pilotos suelen sentirse amenazados respecto a sus compañeros de equipo, y es que son los primeros a los que hay que batir de toda la parrilla. Pero también hay que tener en cuenta la importancia de mantenerse fuerte mentalmente. De ahí que Heikki no se deje amedrentar y diga que un nuevo compañero no cambia su vida en ningún sentido.

“Vitaly es un rival muy fuerte pero yo siempre doy el 110% para superar a mi compañero de equipo. No subestimo a nadie”.

Y es que la tozudez del finlandés es uno de sus rasgos característicos. En la pista, el año pasado tuvimos ya algunos ejemplos, como la persecución, caza y adelantamiento de Kobayashi. Cuando se le mete algo en la cabeza, no para hasta conseguirlo.

Este jueves se perdía la primera jornada de los últimos entrenamientos en Barcelona por una indisposición. Esperemos que no haya sido culpa de la ensaladilla rusa.

Es muy probable que este año Caterham siga el mismo camino lateral-ascendente del año anterior y que apunte a la lucha con la zona media-alta de la tabla, progresando poco a poco. ¿Progresará igualmente Heikki Kovalainen?

Almost 100 reasons…__#40 Once Upon a Time in Mexico

Un comienzo de año muy prometedor junto con la trayectoria del piloto mexicano, dejaban entrever  el potencia de Sergio Pérez. Esto era el Gran Premio de Australia, allá por estas fechas el año pasado.

Sergio Pérez, Once Upon a Time in Mexico

En su debut en Fórmula 1 conseguía llevar al equipo Sauber a la tabla de puntos con una séptima posición. Una estrategia fuera de lo común, con tan solo una parada en boxes – cuando el resto hacían entre dos y tres-, le llevaban a colocarse por delante de su compañero de equipo Kobayashi, como carta de presentación.

Una pena, que fueran descalificados por las irregularidades que presentaba el alerón trasero del monoplaza.

Tampoco le ayudó mucho el accidente durante las sesiones de clasificación, unos meses después en Mónaco. La magnitud del golpe fue tal que no pudo correr en el siguiente Gran Premio. Y aunque salió del hospital casi ileso, los sensores que la FIA tenían instaldos en el Sauber registraron datos de 80G, la mayor aceleración vista en la Fórmula 1 desde que se implantó este sistema.

Un duro golpe que no le impidió seguir desarrollando su potencial. Le costó volver a estar al cien por cien, y no sólo en lo físico, mentalmente también lo fue. Aun así, y como él mismo ha reconocido, su mejor momento fue Japón donde consiguió la segunda vuelta rápida de la carrera y la estrategia del equipo funcionó a la perfección.

Esta temporada 2012 podría ser su asentamiento en el deporte. Esperemos que pueda desarrollarse al máximo y nos dé grandes momentos en la competición. ¿Será este el año de Sergio Pérez?