Almost 100 reasons…. __ #6 Because they want us to (VIII) — Nathan Divey (Mercedes)

Los vemos moverse de acá para allá en el pit lane. Entrando y saliendo del box, corriendo hacia el pie de podio o empujando los monoplazas sobre la parrilla. Los que saltan de alegría o aprietan los labios con frustración, a cada giro del piloto de su equipo.

Se visten de una versión colorida de los Soldados Imperiales y esperan, con la adrenalina disparada a niveles insospechados, a que el coche se les acerque a 100 kilómetros por hora y se detenga a unos centímetros de ellos. Unos segundos cruciales donde ellos son un elemento fundamental, su trabajo llevado al límite mientras se coordina con el de otras veinte personas. Y normalmente solo se habla de ellos, cuando se comete un error.

Trabajan noche y día, en jornadas de locura, casi sin descanso alguno… son los mecánicos de la Fórmula 1.

Por eso, tenía que contar con la opinión de un mecánico para estas “Casi 100 Razones para seguir la F1”. Nathan Divey, Mecánico Nº 1 de Nico Rosberg (Mercedes), da la que creo es la respuesta que muchos quieren encontrar en el campeonato de este año.

“Creo que la mejor razón sería ver quién – si hay alguien – puede ganar a Sebastian Vettel y a Red Bull este año”.

“I think the best reason would be to see who if anyone can beat Sebastian Vettel and Red Bull this year”

Anuncios

Almost 100 reasons…__#61 Jenson Button, The Invisible Man

Si retrocedemos un año, más o menos por estas fechas nadie hubiese apostado por una temporada como la que Jenson Button nos ofreció.

Jenson Button, The Invisible Man

Quizá también porque a pesar de haberse proclamado campeón en 2009, parecía pasar inadvertido. Las miradas y los focos se fijaban más en su compañero de equipo y en los rivales que en él mismo. Y le vino muy bien.

Las primeras carreras pasaron desapercibidas, comenzó sexto en Australia y se marcó cuatro podios antes de llegar a Silverstone. Y si no le habían prestado mucha atención hasta el momento, con el fallo en el pitstop en su tierra natal y el problema hidráulico que le siguió en Alemania, hicieron que casi se olvidaran de él.


Era el hombre invisible de la pista. Quizá por sus rivales pensaban más en cortarle las alas a cierto jovencito alemán, o porque los problemas emocionales de su compañero y sus consecuencias al volante, acaparaban todas las atenciones. Así que cuando tras dos abandonos logró la victoria en Hungría y vio su suerte cambiar, dejó con la boca abierta a más de uno.

La de Budapest fue particularmente especial, no sólo porque era el quinto aniversario de su primera victoria en ese trazado, sino porque celebrar su Gran Premio número 200. Además de las efemérides, Button recuperó la suerte y las posibilidades de plantar cara a los Red Bull. 


Recordando a todos los aficionado que tiene una capacidad sorprendente de hacer que una situación desfavorable le beneficie, lo que junto con una buena gestión de las decisiones respecto a las ruedas, y unas remontadas increíbles como la de Canadá, hacen del inglés un rival a tener en cuenta.

Jenson que poco a poco fue recuperando posiciones hasta afianzarse el subcampeonato, también fue capaz de adelantar en todos los aspectos a su compañero de equipo, Lewis Hamilton. Este año, volverá a intentar hacerse con el deseado título de campeón del mundo, aunque esta vez no será tan fácil hacer la del hombre invisible y conseguir colarse entre los demás monoplazas. ¿Conseguirá rematar la temporada pasada colocándose por delante de los RedBull y consolidarse como el tercer bicampeón de la parrilla de la Fórmula 1?