Almost 100 reasons….__ #46 Jules Bianchi, The F1 Duel

Llega de las GP2 Series para incorporarse como piloto reserva de Force India. Pero eso no impedirá que le haga kilómetros al monoplaza de Force India. Jules Bianchi no es la primera vez que conduce un Fómula 1.

Jules Bianchi, The F1 Duel

Durante los entrenamientos de jóvenes pilotos en Abu Dhabi 2010, ya hizo toma de contacto de la mano de Ferrari, gracias a la Ferrari Driver Academy. Tercer piloto, y tercero quedó el año pasado en el campeonato de GP2. Y el mismo resultado obtuvo el año previo. Pero que sus terceros puestos no os engañen.

Este joven francés tiene potencial, es de esos pilotos que no te gustaría ver en tu retrovisor. Lucha por la posición con una determinación sorprendente, un empuje y una constancia que pondrían nervioso a más de uno.

Así comenzaba la temporada pasada. Christian Vietoris sudó la gota gorda con el incansable Bianchi.

Es capaz de mantenerse firme en los momentos más difíciles, mete el morro y apura al máximo. Y esa, precisamente, es su especialidad. Pero todavía no ha llegado su hora.

Sin embargo, tiene todo un año por delante para aprender tanto como le sea posible. Para desarrollar sus capacidades en las escasas pero fundamentales sesiones de entrenamiento, como en lo que al funcionamiento del deporte se refiere. A perfilarse como uno de los oficiales para 2013.

Cierto que su comienzo, en los pasados entrenamientos de Jerez, no han sido de lo más afortunados. Sí, estrelló el coche, nada grave pero por falta de piezas el equipo no pudo volver a la pista. A pesar del tropiezo, su debut no fue nada malo. Esperemos que consiga sacar partido a esta oportunidad como piloto reserva, para que en un futuro pueda sacar su potencial en la parrilla junto a los titulares.


Almost 100 reasons…__#53 Van der Garde, Knocking On F1’s Door

El sueño de llegar a la Fórmula 1 puede acabar atragantándosele. Un comienzo muy prometedor en su carrera que no parece llegar a cuajar del todo. Después de su quinto puesto en el campeonato de las GP2 Series llega a la categoría reina de la mano de Caterham como piloto reserva. Y eso que su nombre estuvo sonado durante un tiempo como segundo de abordo de HRT (#54)

Giedo's new album: Knocking on F1's doors

Para aquellos que no conozcan a Giedo van der Garde, diremos que es el holandés que entre 1998 y 2002 parecía estar destinado a ser un gran campeón. Kart al que se subía, campeonato que se llevaba, así como premios al mejor rookie de la temporada.

Pasó a la Fórmula Renault holandesa en 2003 y aún quedando cuarto fue nombrado el mejor rookie. Todo iba viento en popa…hasta que llegó a la Formula 3 donde todas aquellas posibilidades que venía construyendo el piloto holandés se quedaron en eso y no llegaron a explotar.

Ahora a sus 26 años vuelve a llamar a las puertas de la Fórmula 1, como ya hizo en 2007. Esperemos que esta vez tenga más suerte. En resumidas cuentas, Giedo fue anunciado por Super Aguri como tercer piloto, unos meses después Spyker (actual Force India) dice que no, que Van der Garde es su cuarto piloto, y se lleva al holandés. Sin embargo, a la hora de la verdad, la FIA… como no, la FIA no le dejó correr. Su Super Licencia dependía del contrato con Super Aguri, que es el único que el organismo regulador da por bueno, por lo que no le concedieron licencia para competir con otro equipo.

Casi cinco años después, aquí está de nuevo. Llega con un quinto puesto en la GP2, y una pole y atisbos de que ese potencial que brillaba en los primeros años sigue ahí.    

Van der Garde: “Mis resultados en GP2 no dicen nada de mis habilidades como piloto. Estoy preparado para la Fórmula 1 y me encantaría tener la oportunidad de demostrar de lo que soy capaz en esos coches. Son mucho mejores para mi que los de GP. Éstos son, en ocasiones, como un coche de rally. Para llevar un F1 se necesita un estilo mucho más refinado. Ese es mi estilo y espero poder probarlo”.

Está muy seguro de que su estilo podrá encajar en la Fórmula 1, ahora la cuestión es si tendrá la posibilidad de demostrarlo en esta temporada. Siendo piloto reserva, sólo podrá subirse al monoplaza en las sesiones de los viernes, siempre y cuando el equipo lo considere oportuno, y quizá en los entrenamientos que este año se han añadido durante la temporada en Italia.

Giedo está convencido de que éste es su momento, de que ya sólo queda Fórmula 1 o Fórmula 1. Pero por experiencia, todos sabemos que aunque una temporada como piloto reserva es una experiencia increíble para los pilotos, no siempre desemboca en un sitio como titular al año siguiente. ¿Qué le deparará esta temporada al holandés? ¿Seguirá llamando a esas puertas sin obtener respuesta o finalmente se le abrirán?